El viernes 29 de septiembre, entre las 12:30 h y las 18:00, sufrimos un error físico que ha afectado al correcto funcionamiento del balanceador de carga entre los distintos operadores de los que dispone nuestra red backbone para bascular el tráfico. Esta incidencia impedía el correcto acceso a los servicios, tanto web como el correo.

Somos conscientes que las diferentes incidencias y fallos que hemos sufrido nos ponen en una posición comprometida delante de todos nuestros clientes. Es por ello que en este contexto inusual, estamos monitorizando más y mejor el estado del servicio, así como aplicando todas las medidas oportunas para evitar más contratiempos. Gracias a este trabajo intensivo, paradójicamente, hemos podido neutralizar esta tarde un ataque que de lo contrario, los efectos hubieran sido mucho mayores.

Estamos incorporando un nuevo balanceador de carga de backup para evitar que este tipo de fallos vuelvan a ocurrir.

Sabemos que no es un consuelo. Nosotros somos los primeros interesados en que todo funcione con total normalidad y que nuestros clientes gocen del servicio que nos ha hecho crecer y ser una empresa seria desde hace 20 años.

Le pedimos nuestras más sinceras disculpas.